lunes, 18 de abril de 2016

EL CEREBRO ADICTO



Introducción.
"La adicción es una enfermedad que progresa por etapas”
Dr Rubén Baler
El cerebro adicto se da debido a que puede ser genético y por las circunstancias del entorno social de las personas. Es considerada actualmente como una enfermedad que debe tener un tratamiento para poder sobrellevarla.
La adición es comparada con la diabetes, debido a que ambas  son crónicas e incurables, se pueden llegar a tener recaídas las cuales no deben ser consideradas como fracaso del tratamiento sino como señal de que se debe repetir el tratamiento  pero controlarlo mejora la calidad de vida.
Algunas de las drogas más usuales son el tabaco, alcohol, mariguana, cocaína. Las cuales tienen distintas formas de afectar la salud de quien  las consume.

Desarrollo.

La adicción en las personas se puede dar debido a que son adictos al alcohol, tabaco, medicamentos legales o drogas ilícitas. Y aunque suelen ser distintos tipos de droga provocan la misma reacción en el cerebro. Y estos tipos de adicción suelen ser comparados con la diabetes, ya que no se puede quitar completamente pero si ser tratados y llevar una mejor calidad de vida.
En la década de 1930 se comenzó a estudiar la conducta adictiva, y se pensaba que las personas eran adictas porque les hacía falta fuerza de voluntad para dejarlas. Pero debido a los estudios continuos de este tema, en la última década del siglo pasado se encontró que las personas adictas no podían dejar las drogas por si solos debido a que se hacían dependientes de ellas. Ya que eran una enfermedad y necesitaban ayuda profesional para salir de su adicción, ya que  sustancias como la cocaína y los opioides modifican la química, la estructura y el funcionamiento del cerebro.
Los efectos que provocan algunas sustancias son:
·  Nicotina: se encuentra en cigarros Es muy adictiva y al fumarse eleva el riesgo de cáncer, enfisema, trastornos bronquiales y problemas cardiovasculares.
·  Alcohol. Su consumo puede dañar el cerebro y la mayoría de los órganos. Las áreas cerebrales especialmente vulnerables a esta droga son la corteza cerebral (funciones ejecutivas), el hipocampo (memoria y aprendizaje) y el cerebelo (coordinación de movimientos).
·  Mariguana. Puede dañar la memoria y el aprendizaje de corto plazo, la capacidad de concentración y la coordinación. Aumenta el ritmo cardiaco y puede perjudicar los pulmones, así como elevar el riesgo de desarrollar psicosis en personas vulnerables.
·  Inhalables. Sustancias volátiles que se encuentran en muchos productos caseros, como pinturas, pegamentos y algunos aerosoles. Son extremadamente tóxicos y pueden dañar el corazón, los riñones, los pulmones y el cerebro.
·  Cocaína. Estimulante que por la brevedad de sus efectos se suele consumir varias veces en una sola sesión. Puede provocar graves consecuencias médicas relacionadas con el corazón y los sistemas respiratorio, nervioso y digestivo
En la primera etapa las personas utilizan sustancias para alcanzar la euforia que brindan, pero este consumo de drogas se convierte muy rápido en enfermedad en quienes las utilizan en forma crónica. El cerebro empieza a adaptarse a la sustancia y aparecen los primeros signos de dependencia
El consumo crónico de drogas deteriora el autocontrol y la capacidad de tomar decisiones adecuadas.
Factores de riesgo:
  • Conducta agresiva temprana
  • Habilidades sociales deficientes
  • Ausencia de supervisión paterna
  • Compañeros/amigos que abusan de sustancias
  • Disponibilidad de la droga
  • Pobreza
Hay sustancias que por sí mismas son muy adictivas; por ejemplo, la heroína. Desde que se usa por primera vez provoca una modificación estructural del cerebro. Otras sustancias adictivas como el alcohol, el tabaco y la benzodiazepina (medicamento psicotrópico que actúa sobre el sistema nervioso central) producen dependencia muy rápido en las personas propensas.
Para que se desarrolle una adicción importa igual lo adictiva que sea la droga, su disponibilidad y lo aceptable que la considere la sociedad.
"Toda la parte del cerebro que es responsable del juicio, raciocinio y control de la conducta se desarrolla hasta los veintitantos años", explica la doctora Medina Mora. Como los adolescentes suelen tomar sus decisiones a partir de las emociones y no del juicio y el raciocinio, es más probable que abusen de las sustancias. en esta etapa de desarrollo el cerebro es mucho más vulnerable. "La adolescencia es una época en la que se están desarrollando todas las conexiones y exponer el cerebro a las drogas a esa edad tiene consecuencias mucho más dañinas"
En cuanto a los usos medicinales de la mariguana la doctora Medina Mora señala: "Todo este asunto de la mariguana medicinal realmente confunde a los jóvenes". Si bien anteriormente pudieron exagerarse los daños que provoca, esto no significa que sea una droga inocua. es un error pensar que, por ser un producto natural, no hace daño. "La heroína y el opio también provienen de productos naturales y causan una dependencia terrible
Siendo adicto se corre también el riesgo de sufrir o infligir a otras personas algún daño no intencional, o de incurrir en actos de violencia o delitos por influencia de las drogas o de la abstinencia.
Por esta razón se buscan enfoques de tratamiento que permitan a las personas con adicción abandonar la sustancia, pero al mismo tiempo que modifiquen, desde el aspecto bioquímico y conductual, las causas que provocan y agravan su adicción. El tratamiento debe definirse según la persona, el tipo de sustancia, el ambiente en que vive y sus recursos, internos y externos. Se requiere una terapia multidimensional que procure entrenar nuevamente un cerebro que aprendió algo totalmente anormal, pues la adicción, en última instancia, es una enfermedad de aprendizaje.

Conclusión.

"Evitar todo lo que sabemos que es dañino y tratar de promover y enaltecer lo que sabemos que es positivo"
Dr Rubén Baler
Cuando se abusa de las drogas se alteran algunas zonas del cerebro como el tallo cerebral, que controla el ritmo cardiaco, la respiración y el sueño; la corteza cerebral, que procesa la información sensorial y nos permite pensar, planear, resolver problemas y tomar decisiones, y el sistema límbico, donde se aloja el llamado circuito de recompensa del cerebro. Dicho sistema motiva al individuo como alimentarse y tener sexo.
Al ingresar en el cerebro las drogas obstaculizan su sistema de comunicación e interfieren en el proceso normal de intercambio de información neuronal.  Las células nerviosas se comunican por medio de sustancias químicas llamadas neurotransmisores que llevan mensajes entre ellas.
La mayoría de las drogas interfieren con la actividad de un neurotransmisor llamado dopamina, que desempeña un papel fundamental en las sensaciones de placer. Cuando falta la droga el cerebro ya no cuenta con dopamina suficiente y la persona deja de disfrutar cosas naturalmente placenteras, lo que conduce a la apatía y a la depresión. "Cuando el cerebro comienza a adaptarse a altos niveles de dopamina, el individuo tiene que usar más y más droga para obtener el mismo efecto"
Fuente: Guerrero Mothelet, V. (2013). El cerebro adicto. ¿Cómo ves?, N°. 177.

Reflexión.
Este tema lo elegí debido a que es una problemática actual muy mencionada actualmente en nuestro país, partí de este tema debido a las horas que están permitidas la venta de alcohol en los establecimientos como Oxxo, tiendas, licorerías, etc. y sobre los retenes de alcoholímetros que nos encontramos en las calles los fines de semana. Ya que hay momentos en que se registran muchos accidentes especialmente automovilísticos por el abuso del alcohol y por no tener un chofer resignado.
Aunque también hay otras drogas por las cuales se desglosa el tema, pero la que más me importo a mí fue la del alcohol.

1 comentario:

  1. Muy bien estructurado tu texto compañera ademas de que esta citado y por ultimo tu reflexión me gusto mucho!

    ResponderEliminar